Podemos mejorar ese proceso
21/04/2015
El cielo de los robots software
26/06/2015
Mostrar todo

Confía en tu robot

Los robots Jidoka están especializados en la ejecución de tareas repetitivas, llevándolas a cabo tal y como las harían las personas.

Por su naturaleza repetitiva, masiva, y en ocasiones tediosa, estas tareas suelen tener un índice de error que debemos gestionar, sobre todo en compañías de sectores como BPO, Back Office o Contact Centers. De hecho, en este tipo de compañías es vital controlar estos índices de errores, ya que casi siempre están vinculados a ANS (Acuerdo de nivel de servicio).

Las empresas estudian minuciosamente los errores que aparecen en la ejecución de procesos trabajando constantemente para minimizarlos. El no ejecutar los procesos de negocio con efectividad puede incidir directamente en los costes económicos y en la imagen proyectada hacia sus clientes finales.

Las estrategias más utilizadas para controlar estos errores son los departamentos y/o procesos de calidad (QA). Estos departamentos revisan el trabajo realizado por las personas para asegurar que se están ejecutando conforme a las reglas funcionales o de negocio establecidas.

En función de la estabilidad o criticidad del proceso, el volumen de transacciones validadas por los departamentos de calidad puede variar. Los procesos más críticos o inestables pueden llegar a tener una revisión del 100% de las transacciones mientras que procesos más estables o menos críticos suelen tener revisiones por muestreo.

En cualquier caso, y aunque se pueda tender a pensar en este trabajo como un coste, en general, mantener un buen control sobre la calidad de tu producción siempre será una buena inversión. Aun así, hay que conseguir equilibrar la inversión en QA y el beneficio obtenido.

Para mantener equilibrada esta ecuación podemos innovar en la solución con robots Jidoka.

¿Cómo puede ayudar una estrategia de automatización a mejorar la calidad de mis procesos?

La automatización de procesos de negocio utilizando robots software nos proporciona una serie de beneficios y uno de ellos es precisamente que los robots software reducen el índice de errores de los procesos.

Los principales errores cuando las personas realizan tareas repetitivas vienen motivados por la pérdida de atención, errores en la escritura y/o digitación, cansancio, etc. Este tipo de errores se minimizan con el uso de los robots.

Errores en la escritura, digitación, cansancio, etc., se minimizan con el uso de los robots.

Pero ¿es suficiente con esto? ¿podemos confiar ciegamente en los robots?

Partimos de la base de que es un robot software, es decir, un programa, y como tal pueden existir incidencias en su funcionamiento.

También ocurre que las aplicaciones informáticas evolucionan, a veces sin conocimiento o control de la persona que desarrolla el robot, o incluso pueden sufrir variaciones en el rendimiento o sufrir incidencias para las que el robot no esté programado. En estos casos, puede ocurrir que la producción realizada con robots Jidoka esté generando resultados incorrectos.

Al igual que el trabajo con un equipo humano, debemos tener una estrategia para controlar la calidad de la producción. El objetivo es conocer, controlar y corregir.

Estos objetivos no difieren de los que podemos buscar con un equipo humano. Lo que sí cambia son las herramientas que utilizamos, y los recursos a invertir en el proceso de QA, porque también se puede automatizar todo o parte del control de calidad.

 

Conocer / Controlar / Corregir

En Jidoka disponemos de una completa consola desde la que podemos monitorizar de manera eficiente el avance de los procesos y sus resultados. Entre las herramientas que nos proporciona la consola Jidoka para estar al corriente de la ejecución de las tareas destacamos las siguientes:

• Monitorización
• Indicadores de progreso en tiempo real
• Indicadores semafóricos sobre el resultado de cada ejecución
• Informes
• Alertas
• Estadísticas

¿Por qué no desarrollar robots que se encarguen del control de calidad?

Con estas herramientas y una correcta planificación del control de calidad podemos mejorar nuestros indicadores con un coste bastante inferior respecto a hacerlo de forma manual. Además, ¿por qué no desarrollar robots que se encarguen del control de calidad? Estos robots podrían realizar revisiones sobre el resultado de las tareas de manera automatizada, como:

• Detectar incoherencias en los datos introducidos
• Enviar informes con información sobre los resultados
• Generar alertas cuando los indicadores superen unos umbrales establecidos
• Etc.

En definitiva, una estrategia RPA (Robotic Process Automation) en nuestra producción no nos libera de la necesidad de controlar la calidad, pero sí nos ayuda a hacerlo de una forma más efectiva y eficiente.

Alejandro Roldán
Alejandro Roldán
Gerente de tecnología en Novayre, aplicando innovación a tus proyectos desde hace 15 años.

Comments are closed.