¿Qué es Robotic Process Automation?
¿Qué es Robotic Process Automation?
22/10/2015
Robots hotel
Robots y hoteles: un binomio perfecto
18/01/2016
Mostrar todo

Solo no puedes

Hay programas de TV que pueden dejar huella, en mi caso, han sido varios, uno de ellos fue La Bola de Cristal. Me gustaba La Familia Monsters, me gustaba también que no fuera un programa convencional, me gustaba en especial su insistencia en la repetición de mensajes que no eran precisamente subliminales. Uno de estos mensajes se quedó guardado para siempre en mi memoria: “solo no puedes, con amigos sí”.

 

A veces un robot no puede ser absolutamente autónomo

 

Habitualmente cuando escribimos robots intentamos que sean autónomos, que no requieran nada más que de una entrada para realizar un proceso y que generen la salida que el usuario necesita.

Sin embargo, en ocasiones la realidad nos obliga a tomar otros caminos. Por esta razón nació Jidoka, robots con un toque humano. Y es que realmente a veces nos encontramos con que un robot no puede ser absolutamente autónomo, es decir, hay veces en que un robot no puede ejecutar sin ayuda de un humano un proceso completo. En definitiva, hay veces que hay que seguir los dictados de La Bola de Cristal: “solo no puedes, con amigos sí”.

Estos casos pueden darse fundamentalmente por dos motivos. El primero es que el proceso se divida en dos tipos de tareas, las tareas que deben ser realizadas por robots y las tareas que deben ser realizadas por las personas.

Un ejemplo de este tipo de procesos es el apoyo a las gestiones en las tareas de los call centers. Para los procesos donde se comienza por la recepción de una llamada de un cliente, el robot Jidoka, a partir del DNI o nombre de la persona que está llamando, abre las distintas aplicaciones de gestión y navega por ellas hasta localizar la ficha de la persona en cuestión, ahorrando al operador esta tarea. Una vez que dicho operador termina la gestión, el robot traslada los comentarios introducidos por el operador en la aplicación de gestión del cliente (CRM) al resto de aplicaciones secundarias que deben ser alimentadas con la misma información.

El segundo tipo de procesos que requieren de la colaboración entre robots y personas se da cuando existen tareas dentro de un proceso que un robot no puede realizar. El ejemplo perfecto para ilustrar estos casos está asociado a un acrónimo muy conocido: CAPTCHA, extraído de la Wikipedia: Completely Automated Public Turing test to tell Computers and Humans Apart (prueba de Turing completamente automática y pública para diferenciar computadoras de humanos).

Por definición, un CAPTCHA se introduce en un sistema para que un robot no pueda continuar. Para resolver esta problemática, Jidoka viene al rescate.

 

Del robot que trabaja en solitario al robot con asistencia humana

 

El API de Jidoka proporciona un sistema muy sencillo de programar para solicitar desde un robot la intervención de una persona. Esta intervención puede realizarse desde el mismo nodo donde el robot está ejecutándose (como en el caso del call center) o incluso en cualquier otro nodo de la red. De esta forma, cuando un robot encuentra un CAPTCHA puede solicitar a una persona que lo resuelva.

En estos casos la persona recibe un mensaje en su equipo, o una notificación en el móvil. A partir de aquí, la persona puede acceder a toda la información necesaria para poder resolver el problema. El mensaje que recibe incluye la imagen del CAPTCHA, la aplicación donde ha aparecido, el tiempo para responder o cualquier otra información que el desarrollador del robot considere oportuna.

Con esta aproximación al problema, pasamos del robot autónomo que trabaja en solitario, al robot con asistencia humana o “con amigos sí”.

Los robots Jidoka no sustituyen a las personas, las complementan, ¿o acaso te imaginas la vida sin un ordenador cerca?

 

Juan Manuel Reina Morales
Juan Manuel Reina Morales
CTO de Jidoka. Socio fundador de Novayre, empresa tecnológica apasionada por la innovación software y la automatización. "La verdad está en el código".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *