Tiempos difíciles… ¡No con robots en su plantilla!
22/01/2015
Input – Output
08/02/2015
Mostrar todo

Who am I?

Como el conocido comando de los sistemas *NIX, a veces, saber quién es uno mismo no es tarea fácil, en ocasiones, utilizar el nombre correcto no es tan obvio como puede parecer.

Cuando fui a casarme resultó que en el Registro Civil no me llamaba Juan Manuel sino José Manuel, curiosamente, muchas personas al conocerme suelen confundir mi nombre en ese sentido. En principio es una confusión de poca importancia, es ese tipo de error que las personas cometen con cierta frecuencia, nada que ver con una máquina.

En otras ocasiones son personas que han visto mi nombre escrito pero que aún así, quizás por ser tan común, no “aciertan”.

Puede que yo también deba cargar con algo de culpa, en función de quién realice la presentación tengo un nombre u otro, Juanma o Juan Manuel en casi todos los ámbitos laborales, Manolo en casi todos los ámbitos familiares. Incluso otros nombres en otras ocasiones.

Esta “ausencia” de identidad no ocurre con las máquinas en general ni con los robots Jidoka en particular. En la ejecución de procesos, los robots, como imitan a los humanos, muchas veces deben utilizar usuarios y contraseñas para el acceso a los distintos sistemas, y no debe haber ningún tipo de confusión sobre quiénes son en cada momento.

los robots Jidoka son capaces de utilizar el usuario y contraseña correctos

Esta información puede resultar realmente muy sensible, por ello, la plataforma Jidoka proporciona soporte para guardar las credenciales de forma segura, utilizando distintas técnicas de encriptación y estableciendo comunicaciones seguras.

Además, los robots Jidoka son capaces de utilizar el usuario y contraseña correctos en función de la necesidad concreta. Esto debe ser así ya que no es raro encontrar que distintos usuarios ostentan otros tantos roles, como por ejemplo en sistemas SAP o Navision, y por tanto tienen acceso a diferentes opciones, ventanas, listados, etc.

En ocasiones, también es necesario utilizar distintos usuarios para la misma tarea en función del uso de los mismos, de esta forma si un robot está utilizando un usuario determinado, otro robot utilizaría un usuario distinto. Esto puede ser útil cuando los sistemas permiten un número de conexiones limitado y esta concurrencia queda por debajo del número de robots que queremos utilizar de forma simultánea, la plataforma Jidoka controla y gestiona esta casuística correctamente.

El uso de distintos usuarios también puede estar limitado de forma temporal, por ejemplo es posible que un determinado usuario solo pueda utilizarse si el robot se está ejecutando por la mañana, y otro usuario si el robot se ejecuta por la tarde. De nuevo, para estos casos Jidoka acude a nuestra ayuda permitiendo definir distintas políticas de utilización de usuarios desde la más sencilla “siempre” pasando por “de 09:00h a 15:00h de lunes a viernes, todo el día sábados, domingos y festivos” hasta una restricción totalmente personalizada gracias al API disponible para los desarrolladores de robots Jidoka.

Jidoka puede obtener las credenciales de repositorio corporativos 

Unida a la gestión de qué usuario debe utilizarse se encuentra la obtención y opcionalmente la actualización de las contraseñas. En este sentido, Jidoka puede obtener, e incluso actualizar, esta información directamente de los distintos repositorios corporativos como LDAP, RACF, etc. De esta forma la información no estaría diseminada por distintos sistemas. En caso de no existir estos repositorios corporativos o si no se desean utilizar, Jidoka puede guardar las credenciales en su propia base de datos utilizando distintas técnicas de encriptación para no poner en peligro la seguridad de la información.

Como se puede comprobar, la plataforma Jidoka ayuda a la construcción de robots con sólidos pilares en la gestión de credenciales.

Solicita una demo

Juan Manuel Reina Morales
Juan Manuel Reina Morales
CTO de Jidoka. Socio fundador de Novayre, empresa tecnológica apasionada por la innovación software y la automatización. "La verdad está en el código".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *